Sobre Nosotros | Visión Mundial Bolivia

Hace más de 35 años en Bolivia

Hemos sido testigos de cambios profundos en el país, siempre trabajando para entregar oportunidades y herramientas a más de 110.000 niños y niñas en más 1.300 comunidades y barrios de Bolivia con los peores niveles de violencia, cesantía y vulnerabilidad de derechos.

NUESTRA MISIÓN

Nuestra misión es seguir a Jesucristo nuestro Señor y Salvador, trabajando con los pobres y oprimidos para promover la transformación humana, buscar la justicia y testificar las buenas nuevas del Reino de Dios.

NUESTROS VALORES

- Somos Cristianos

- Estamos comprometidos con los pobres

- Somos mayordomos

- Valoramos a las personas

- Somos socios y socias

- Somos sensibles 

 

QUIÉNES SOMOS

Somos World Vision International, una organización cristiana de ayuda humanitaria, desarrollo e incidencia pública, dedicada a trabajar con niños, niñas, sus familias y comunidades.  Enmarcada en la lucha activa contra la pobreza e injusticia, vela por los más vulnerables sin importar religión, raza, grupo étnico o género.  Inició su trabajo en 1950, atendiendo actualmente a más de 10 millones de personas en 96 países del mundo. En América Latina y el Caribe, World Vision trabaja en 14 países.

Visión Mundial Bolivia es una organización miembro de la Confraternidad de World Vision International, presente en el país desde 1983, desarrollando programas y proyectos enfocados en la niñez más vulnerable en áreas rurales y urbanas, luchando contra la inequidad e injusticia con el propósito de transformar, junto a líderes locales, autoridades y las comunidades, las condiciones de vulnerabilidad de las niñas y los niños.

Ing. Alberto Mosquera

Director Nacional Visión Mundial Bolivia

World Vision en el mundo 

 

 

Somos 42 mil personas distribuidas en 99 países con en el mismo propósito: crear espacios de prevención, desarrollo y seguridad para niños y niñas junto a sus comunidades.

World Vision fue fundada en 1950 por el misionero norteamericano Bob Pierce para ir en ayuda de los niños huérfanos de la Guerra de Corea. Pierce al volver a Estados Unidos, creó un modelo de ayuda humanitaria en el que unió la necesidad de un niño en situación de vulnerabilidad con una persona interesada en brindarle ayuda, figura que con el tiempo se denominó “patrocinio” o "apadrinamiento". Su idea era ligar sentimentalmente a una persona y un niño, lo que generó una fuerte corriente de ayuda.