Consecuencias de un niño mal alimentado

World Vision Bolivia
Sep 6, 2021 4:23:03 PM

Una dieta balanceada puede ayudar a que tu hijo o hija tenga buena salud, crezca a un ritmo normal y entregue su máximo potencial en el aprendizaje. ¿Qué pasa si no comen de manera sana? Aquí te contamos. Una alimentación completa es clave para el desarrollo de niñas y niños. Los adultos responsables debemos asegurarnos que reciban todos los nutrientes y crearles hábitos alimenticios.  

Tal como explica el sitio Eres mamá, algunas de las principales consecuencias de no alimentarse correctamente durante la etapa infantil son menos desarrollo y concentración y, a la vez, más cansancio. Esto implica que al pequeño le costará mucho más estudiar y aprender.

Es más, este artículo de Efesalud explica que la malnutrición puede determinar posibles enfermedades crónicas no transmisibles en la edad adulta. Por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares suelen estar relacionadas con la obesidad.  

Otros problemas de salud que puede arrastrar son alteraciones en la piel, dificultades de visión, hipertensión arterial, osteoporosis, enfermedades renales y un inadecuado desarrollo físico y mental. Incluso, es probable que sean niños más propensos a enfermarse al no fortalecer su sistema inmune. 

Pero también hay que tener cuidado con falsas creencias de la alimentación que están muy arraigadas en la población. Por ejemplo, que las grasas deben erradicarse de la dieta. Por el contrario, son una fuente fundamental de energía. Su ingesta aporta ácidos esenciales como el linoleico o alfa linolénico, también ácidos grasos monoinsaturados, todos muy importantes para un correcto desarrollo. Las “grasas malas” son las saturadas, que tampoco hay que eliminarlas, solo se debe mantener un bajo consumo.

Y, ¿por qué hablamos de una alimentación equilibrada?

apple-1572648_640

Porque la falta de ciertos nutrientes pueden detonar distintos problemas. Por ejemplo, la falta de hierro puede generar anemia, que reduce la capacidad de analizar y entender, o el déficit de proteínas ocasiona fatiga, pérdida de masa muscular, cansancio, debilidad, apatía, etc. Por eso es tan importante que tu hijo o hija consuma todo tipo de alimentos.

¿Cuál es el panorama actual? La realidad no es alentadora, según este artículo de Unicef, uno de cada tres niños menores de cinco años sufre de desnutrición o está con sobrepeso.  

El Informe Estado Mundial de la Infancia 2019: Niños, alimentos y nutrición que es citado en la publicación -y es considerada hasta ahora la evaluación más completa de la malnutrición infantil en todas sus formas en el siglo XXI- arrojó preocupantes cifras mundiales como:

  • 340 millones de niños sufren carencias de vitaminas y nutrientes esenciales, como la vitamina A y el hierro.
  • Solo un 42% de los niños menores de seis meses son alimentados exclusivamente con leche materna. En paralelo, cada vez es mayor la cantidad de niños que recibe sucedáneos de leche materna.
  • Alrededor de un 45% de los niños de entre seis meses y dos años de edad, no comen ninguna fruta o verdura. Por otro lado, cerca del 60% no come huevos, productos lácteos, pescado ni carne.

La situación en Bolivia no es muy distinta, sobre todo si se trata de las áreas rurales: en 2016, el 53.7% de los niños y niñas menores de cinco años sufría de anemia y 24% presenta desnutrición (EDSA).

Conclusión

Esforzarnos por dar una buena alimentación a los niños es fundamental para entregar una buena crianza. Si llevan una dieta  equilibrada en los primeros años de vida, esto puede determinar una vida sana y prolongada. Por eso, aunque muchas veces se nieguen a comer alimentos que no les gusten, debemos incorporarlos de alguna manera o buscar variantes para que nos los rechacen. Aunque sabemos que muchas veces puede ser una tarea difícil, finalmente se trata de hacer una inversión para su futuro.

X
No te pierdas nada: