Patrocinio Infantil  

  La herramienta de esperanza para la niñez vulnerable  

Patrocinio infantil

“El Patrocinio me motivó a ser lo que soy, me formó cómo niño líder y me inspiró para que un día fuera parte del personal de World Vision Bolivia y poder ayudar a los demás”, recuerda Nelson, ingeniero agrónomo, expatrocinado por la ONG.

 

A sus 9 años, Nelson ingresó al Programa de Visión Mundial en su comunidad y formó parte de éste hasta los 15 años. Para él el programa de patrocinio es único, se vuelve una herramienta que inspira a los niños y niñas a salir adelante, además, permite comprender la satisfacción de apoyar a otros y lo feliz que se puede ser al mejorar la vida de la niñez.

 

Nelson creció en Machacamarca, una comunidad en el área rural de Potosí en el Altiplano boliviano, donde la principal actividad era la agricultura de autoconsumo de las familias.

 

La comunidad trabajaba principalmente con cultivos andinos como la quinua, algunos tipos de habas y tubérculos. La escuela quedaba a 2 horas de caminata desde su casa y solo tenía el nivel primario.

 

Las familias de su comunidad enfrentaban una serie de problemas, desde la pobreza hasta el alcoholismo, poniendo a la niñez en un alto riesgo. Su

padre era dirigente de su comunidad por lo que se perdía por semanas,

muchas veces volvía en estado etílico y esto solo marcaba más la posición de vulnerabilidad de Nelson, sus hermanos y su familia.

 

Al provenir de una comunidad alejada y bajo las circunstancias en las que creció, el rol que el patrocinio y las actividades de World Vision tuvieron en la vida de Nelson fueron determinantes. “El Patrocinio fue muy importante para mí, contribuyó en mi vida personal y familiar “relata.

patrocinio-infantil-nelson

 

Con el apoyo de World Vision, su padre encontró la fe y pudo apoyar a su familia de mejor manera, pues pudo zafarse del alcoholismo. Su familia formó parte de varios proyectos que permitieron una mejor seguridad alimentaria y un importante cambio en la forma de crianza.

 

Al igual que él, tres de sus hermanos formaron parte del Programa y estuvieron también registrados; todos tuvieron la posibilidad de estudiar una carrera y salir profesionales.

 

Para continuar estudiando después de terminar primaria, debieron migrar a la ciudad de Llallagua adonde se registraron en un colegio Técnico Humanístico.

 

Debido a las condiciones económicas de su familia, les era difícil contar con todos los materiales escolares; así que los técnicos del programa de World Vision les apoyaron para que pudieran continuar estudiando. “Las personas que trabajan el Programa, me marcaron, ellos me dieron ese impulso”. A tal punto que Nelson decidió que él también quería ser ingeniero, al igual que los técnicos de la ONG, para algún día poder ayudar en su comunidad de la manera que a él le ayudaron.

 

Más allá del Patrocinio Infantil, gracias a World Vision, Nelson se pudo formar como un niño líder, aprendiendo y capacitándose sobre los derechos y deberes de los niños y niñas y trabajando en sus capacidades de liderazgo.

 

Actualmente, cumplió su sueño y es ingeniero agrónomo, formación con las que espera poder inspirar a los niños y niñas. Para él, los colaboradores que estaban en la institución cuando estuvo registrado, fueron personas a quienes admirar, personas muy buenas con los niños y niñas y que despertaron el deseo de lograr ser cómo ellos.

Patrocinio-infantil

 

“Al ser parte de World Vision, desde mi niñez aprendí mucho, que hay que ayudar a los demás, especialmente a los más vulnerables”.

 

Gracias a su trabajo tienen la posibilidad de ayudar en temas de producción a través de micro proyectos. “En este tiempo de Covid-19 las familias, los padres no pueden salir a ciudades intermedias para trabajar así que están más dedicados a la agricultura.”

 

Debido a su experiencia como niño registrado, Nelson se siente capaz de inspirar a través de su historia para que los niños y niñas con los que trabaja sean capaces de salir profesionales y superarse.

 

“Vengo de una familia humilde, de una comunidad del área rural y me superé con la ayuda de World Vision; ahora trabajo en la institución y es grato estar con los niños y las familias”. Según Nelson, estar con los niños y compartir con ellos es una experiencia única pues con los niños es donde realmente se puede hacer un cambio.

  

Artículos relacionados

miércoles 14 de octubre - 2020

Por qué la solidaridad es una virtud y cómo explicarla a los niños [CON VIDEOS]

La solidaridad es una virtud: coséchala enseñando a tus hijos e hijas mediante estos videos y apoya a los más necesitados con una acción sencilla.

martes 11 de agosto - 2020

3 formas creativas de demostrar amor en familia

Aprendamos a demostrar afecto más allá de las palabras. En este blog aprenderás 3 formas creativas de hacerlo.

viernes 02 de octubre - 2020

5 actividades recreativas para la contención emocional de niñas y niños ante la pandemia

Collage de historias, creación de mascarillas ¡y más!. Aprende cómo hacer estas actividades junto a tus hijos e hijas en este blog. 

Únete a la causa

Salud

Amet minim mollit non deserunt ullamco est sit aliqua dolor do amet sint. Velit officia consequat duis enim velit mollit. Exercitation veniam consequat sunt nostrud amet.

Salud

Amet minim mollit non deserunt ullamco est sit aliqua dolor do amet sint. Velit officia consequat duis enim velit mollit. Exercitation veniam consequat sunt nostrud amet.

Salud

Amet minim mollit non deserunt ullamco est sit aliqua dolor do amet sint. Velit officia consequat duis enim velit mollit. Exercitation veniam consequat sunt nostrud amet.

Salud

Amet minim mollit non deserunt ullamco est sit aliqua dolor do amet sint. Velit officia consequat duis enim velit mollit. Exercitation veniam consequat sunt nostrud amet.