Tiempo de solidaridad con niños y niñas más vulnerables

World Vision Bolivia
Apr 29, 2020 6:00:00 PM

Dunia

Los niños y niñas de Bolivia están atravesando por una situación por demás compleja, pero van a salir adelante y no descuidan su educación, al menos es la parte que les corresponde.

Hace más de un mes que Nubia no puede ir a su escuela, ella es una niña del segundo de primaria, su materia favorita es matemáticas y lo que más extraña es jugar con sus compañeros de curso y a su profesora. “Extraño a mis amigos y a mi profe también” dice la niña de 7 años de edad.

La cuarentena en Bolivia por el coronavirus empezó el 21 de marzo, hasta la fecha Nubia no está segura cuándo volverá a las aulas de escuela para reunirse con sus amigos y continuar con las clases de matemáticas que tanto le gusta. “Quiero volver a la escuela, porque allá me gusta hacer tarea”, dice la niña que de grande quisiera ser abogada.

Con todo, ella no ha perdido la atención en sus tareas. Su madre Rosa, madre de cuatro, se esfuerza en descargar las tareas que la maestra le envía todos los días por WhatsApp, y que Nubia diligentemente se encarga de escribirlas en sus cuadernos.

“Nubia es una niña muy responsable” relata su madre. “No puedo quedarme sin megas en mi celular, porque de otra forma no podría descargar las tareas” acota doña Rosa mientras acompaña a Nubia en una mesita en el patio de su modesta casa donde también viven sus abuelos.

La preocupación de la madre no es sólo el servicio prepago de su paquete de telefonía móvil, sino que también las raciones de alimento se acaban y la señora no puede salir a trabajar, todo está cerrado en Santa Cruz y el país entero.

Dunia entrega de alimentos

Hoy Nubia y su familia, gracias al apoyo que World Vision Bolivia, recibieron un kit de alimentos familiar, al igual que los otros niños y niñas de su barrio que están atravesando por extrema necesidad.

“Estamos muy agradecidos con World Vision por esta ayuda con mis hijos, ya no tenía nada para comer esta semana, todo se había acabado” cuenta la señora que vela por sus hijos y por sus padres que también tiene bajo su cuidado, desde que su esposo falleció hace dos años.

Ella, al igual que el resto de sus vecinos de la populosa zona del Plan 3000 de Santa Cruz de la Sierra, viven de las ganancias del día, y que ahora no pueden trabajar porque está prohibido salir de casa por la cuarentena, más que por la norma que restringe la salida, por el temor de volver a casa con el COVID-19 que tanto temor y llanto ha traído a las familias, que hasta la fecha ya se reportan más de 1000 contagios.Dunia educación

La esperanza reflejada en el rostro de Dunia porque si todos ponemos de nuestra parte saldremos de esta situación, como ya nos ha tocado antes hacerlo. 

X
No te pierdas nada: