Tres consejos para mejorar la fluidez lectora de niños y niñas

World Vision Bolivia
May 4, 2020 6:00:00 PM

Niño leyendo educación World Vision

La cuarentena nos da la oportunidad de pasar más tiempo en casa con nuestros niños y niñas para ayudarles en su educación.

Es un tiempo oportuno para dedicarnos a fortalecer el desarrollo de habilidades importantes en nuestros hijos e hijas, que ayudan a mejorar sus habilidades lectoras, por ejemplo.  Para ello te brindamos herramientas divertidas que puedes hacerlas en casa para la fluidez lectora de nuestros hijos e hijas.

La fluidez lectora, es la capacidad de realizar una lectura de manera automática, de manera correcta, de corrido y con expresividad, es decir, que el niño o la niña no centra su atención en la decodificación de las letras y palabras; el reconocimiento lo realiza de manera automática, y la atención se centra en la comprensión del significado de las palabras leídas, para comprender con mayor precisión el texto.

Para conseguir la fluidez lectora, es importante contemplar estos tres elementos, rapidez, precisión y entonación. Las podemos adquirir realizando algunas actividades divertidas, que ayudan al niño y niña a adquirir el gusto por leer.  

La rapidez, hace referencia a la cantidad de palabras que lee el niño o niña en un minuto, la rapidez en la lectura muestra una decodificación automática de las palabras, es decir, que el niño o niña puede realizar una buena relación grafema - fonema (forma y sonido), reconociendo las palabras en una sola mirada.

Para adquirir esta habilidad “rapidez”, necesitamos desarrollar otras subhabilidades:

  • Ampliación del campo visual: lograr que el niño y la niña realice el reconocimiento de grafema - fonema de manera correcta y pase a reconocer palabras completas en una sola mirada.
  • Automatización de la lectura: se basa en el reconocimiento de las palabras de manera global a través de unas cuantas grafías (reconocimiento de la palabra con las primeras letras), realizando la anticipación de las palabras.

Para ello te sugerimos realizar el siguiente ejercicio, la lectura de pirámide de Dámaso, o también puedes descargarlos en los siguientes botones.

Me

llamo

Dámaso y

soy un gato

que abandonó la ciudad.

 Allí vivía en una bonita casa

 llena de lujos y comodidades.

Tenía una cesta para dormir, leche

templada y la mejor comida para gatos.

Pero mis dueños me dejaban solo mucho tiempo.

Y, la  verdad,  me  aburría  un poco. Así  que  me fui.

Ahora vivo en el campo; aquí la vida es mucho más emocionante.

Nunca sé qué voy a comer, pero tengo muchos amigos y… ¡soy libre!

Otro de los elementos que podemos mejorar es la precisión, está determinado por la cantidad de palabras leídas de manera correcta, es decir, que el lector comete muy pocos errores al leer o ninguno.

¿Cómo podemos mejorar esta habilidad?, para lograr una precisión en la lectura es importante la práctica de la lectura de textos, en voz alta, una y otra vez, hasta no cometer errores en la lectura. Para que puedas practicar tu precisión en la lectura te recomendamos cuentos cortos que pueda leer tu niño o niña. Las actividades anteriores también le ayudarán a mejorar su precisión.

Por último, la entonación, es la lectura con expresión y respetando los signos de puntación, para no cambiar el significado del contenido, por ello es muy necesario que realices la lectura respetando las pausas y los signos de expresión. Es importante que enseñes al niño o niña con el ejemplo, para esto, como padres debemos compartir un espacio de lectura junto a nuestros hijos e hijas, él aprenderá a través del ejemplo. 

  • Realiza lecturas de cuentos cortos en voz alta, como ejemplo de cómo debe realizarse, siempre enfatizando en los signos de puntuación (para las pausas) y los signos de expresión, para que él luego siga el ejemplo.
  • Recuerda que la entonación la podemos trabajar antes que el niño o niña pueda realizar la decodificación de las palabras.
  • También podemos utilizar audiolibros, es una buena herramienta para que ambos puedan escuchar un cuento y aprender la entonación y ritmo de la lectura. Recuerda que después de escucharlo unas cuantas veces, debes animar a tu hijo e hija a realizar la lectura del cuento.

Adquirir una buena fluidez lectora le permitirá a tu hijo e hija a tener una mejor comprensión en su lectura pues su concentración no estará en decodificar las letras, sino en la comprensión del contenido, realiza las actividades sugeridas como un juego y no como obligación, recuerda que, debemos crear un gusto por la lectura en nuestros niños y niñas para que sean grandes lectores.

X
No te pierdas nada: