La importancia del acceso a agua potable en niños

World Vision Bolivia
Sep 10, 2021 4:34:17 PM

¿Por qué es especialmente importante que la infancia tenga acceso a este recurso? A continuación te contamos sobre las razones y algunos datos relevantes de la situación actual.

En un contexto mundial en el que el agua potable se ha vuelto indispensable para prevenir el contagio del Covid-19 (principalmente a través del lavado de manos), se pone de manifiesto lo crucial que es este recurso para todas y todos. La situación es preocupante: durante la primera ola del COVID-19 en Bolivia, 3 de cada 10 niños y niñas no tenían acceso a agua y jabón.

Probablemente en muchos sectores de la población donde aún no hay escasez, no se lograba dimensionar lo fundamental que es el agua para la vida y lo crítico que es para quienes simplemente no pueden tenerla. Pero hoy, cuando aún luchamos contra la pandemia, muchos se están preguntando qué pasa con aquellos lugares donde no es posible contar con agua potable ni siquiera para el consumo básico. 

Es un hecho que la falta de acceso es un problema con el que miles de personas deben lidiar día a día. Esto se hace aún más notorio si hablamos de niños. Y no solo es imprescindible para prevenir enfermedades, sino que también para aspectos como la seguridad alimentaria y salud integral de las familias.

Según Unicef, 1 de cada 5 niños en el mundo no cuenta con agua suficiente para cubrir sus necesidades diarias. De este dato se desprende que 450 millones de infantes en el planeta, residen en lugares donde existe una vulnerabilidad hídrica alta o extremadamente alta. Tal como explicó la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, en dicho artículo: “Los niños son las mayores víctimas. Cuando los pozos se secan, los niños son los que faltan a la escuela para ir a buscar agua. Cuando las sequías disminuyen el suministro de alimentos, los niños sufren desnutrición y retraso en el crecimiento. Cuando hay inundaciones, los niños contraen enfermedades transmitidas por el agua. Y cuando los recursos hídricos disminuyen, los niños no pueden lavarse las manos para combatir las enfermedades”. 

hand-washing-5086499_640

Ahora, ¿por qué se ha llegado a esta situación? Las respuestas son múltiples, pero podemos resumirlas en el acelerado ritmo de crecimiento que está teniendo la población, la urbanización, el uso inconsciente y la gestión deficiente del recurso, así como también el cambio climático y, claro está, los fenómenos meteorológicos extremos que atraviesan distintas latitudes del planeta.

Aunque son duras, las declaraciones de Henrietta Fore son fiel reflejo de la realidad. En un anterior blog abordamos la situación de Carla, una niña de 12 años quien al menos dos veces al día debía emprender largas caminatas junto a su padre para abastecer con galones de agua el tanque comunal.

Si bien la lista de países que encabeza la urgencia por agua potable incluye a Afganistán, Burkina Faso, Etiopía, Haití, India, Kenya, Níger, Nigeria, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Sudán, Tanzanía y Yemen, la situación en Bolivia también se está haciendo extrema. De hecho, en este artículo de la BBC de 2016 ya se catalogaba como la peor crisis de agua en 25 años. No olvidemos los episodios de racionamiento que se han vivido en el país como consecuencia. Dentro de los motivos mencionados por el medio están:

  • El cambio climático y los fenómenos naturales
  • No se buscó más agua
  • Mala gestión de la empresa e intereses políticos
  • Los megaproyectos bolivianos
  • Poca cultura ciudadana de ahorro

Ahora, ¿por qué aseguramos que la situación es aún más crítica en el caso de familias con niños? Porque este recurso es crucial en muchos momentos del día, desde contar con insumos alimentarios para su comida hasta para mantener su higiene, sobre todo si se trata de aquellos que aún utilizan pañales. 

Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? Primeramente tener en cuenta que muchas de nuestras acciones pueden contribuir a que el cambio climático avance a un ritmo aún más acelerado. Por esto, es momento para tomar conciencia de todas las medidas que podemos poner en práctica para colaborar a cuidar el planeta, incluido el uso consciente del agua. Asimismo, se puede colaborar con causas como la nuestra, que también se preocupa por esta problemática en particular. De hecho, con este objetivo, se pusieron en marcha campañas como la entrega de estaciones de lavamanos en escuelas e iglesias. 

World Vision Bolivia a través de su Programa WASH (Agua, saneamiento e higiene, por sus siglas en inglés), busca mejorar el acceso al agua limpia y saneamiento básico para poblaciones rurales y periurbanas con mayor vulnerabilidad a la escasez de recursos hídricos.

Conclusión

Todos podemos aportar a cuidar el agua, ya sea poniendo en práctica medidas individuales de uso consciente o contribuyendo con la presión colectiva que se puede ejercer sobre los gobiernos y las empresas para su mejor utilización. Ahora, en lo que respecta específicamente a la necesidad de agua potable en niños y niñas, existen causas como World Vision que se encargan de apoyar a la población con estos y otros problemas que son de extrema importancia. 

X
No te pierdas nada: